jueves, 13 de diciembre de 2007

Maripositas.


Vienen hacia mi cara
Por el aire volando,
Dos maripositas
Regordetas y tiernas.

Con la inexperiencia de la vida
Que recién comienza,
Pero con la sapiencia suficiente
Como para saber recomponer mi vida.
Manitos tiernas,
Luminosas y buenas
Deditos gordos,
Hoyuelos en los pequeños nudillos,
Descubriendo mi rostro y dándome fuerzas.
Manitos que crecen
Y algún día no muy lejano
Acariciarán otros rostros,
Y sabrán también
Curar otras penas

4 comentarios:

Viviana dijo...

Muy tierno, encantador, Jota E te llevó a crearlo el ser padre o abuelo en ese entonces no???

Jota E dijo...

Si, acertaste Viviana, esa es la manito de mi nieto.
Beso.

marikape dijo...

Me encanto, felicitaciones, trasmite la misma ternura que sentí cuando mis hijos me acariciaron, y me ayudo a comprender que el mayor ya quiera acariciar a alguien más.

Jota E dijo...

La vida pasa, y las manos crecen para acariciar otros rostros, es la vida.
Gracias Marikape por tu visita, veo que tambien tenes un blog, y voy a visitarlo cuanto antes.